Acabar una relación con nuestra pareja, ya sea decisión del otro o decisión nuestra, supone un cambio en nuestras vidas que suele acarrear dolor y sentimiento de pérdida. No importa el tiempo o la intensidad con la que se haya dado la relación, superar una ruptura de pareja es una dura experiencia, por la cuál pasa la gran mayoría de la población en algún momento de sus vidas. 

Te contamos cómo es el proceso de superar una ruptura de pareja y cómo sobrellevar este, y cómo aprovecharla como una oportunidad de crecimiento personal, que aunque en el momento no sea tan visible, es posible. Te acercamos unos consejos para ayudarte a recuperar la felicidad e ilusión en lugar de la tristeza y la apatía que surgen tras la ruptura. 

No consigo superar una ruptura de pareja

Cada uno tiene sus propios tiempos, hay quién consigue superar la relación en un periodo de tiempo corto y quienes tardan más, esto no está relacionado con el amor que se ha sentido durante la relación. Si aún sigues en el proceso de recuperación, no te preocupes, estás en el camino. 

A continuación, vamos a exponer las distintas fases para superar una ruptura de pareja, algunas de estas se dan incluso dentro de la relación cuando ya se está planteando dicha ruptura. 

La primera fase cuando una relación se acaba es la negación, no puedes aceptar que la relación finalice. Suele venir acompañado de impotencia y duda, esto ocurre porque aún no estamos preparados para asumir que la relación ha llegado a su fin, por lo que solo podemos atarnos a que esto no puede estar ocurriendo.

Trás la negación, suele llegar la ira. En este momento vemos todo lo malo de la persona o de la relación, comenzamos a pensar que no nos han tratado como merecíamos y que no deberíamos pasar por este dolor por culpa de la otra persona. Esta fase puede venir acompañada de ansiedad. 

Después pasamos a la fase de la negociación. Buscamos de forma impulsiva revertir la situación y comenzamos a negociar, es este momento en el que tendemos a mandar mensajes a nuestro ex, intentar mostrarle que podemos cambiar para que la relación funcione, o intentar coincidir para poder hablar de nuevo. Es muy difícil que una relación rota se recupere de una forma sana llegados a este punto sin la ayuda de terapia de pareja. Por lo qué, trás ver que la fase de negociación no tiene los resultados esperados, pasamos a la siguiente fase, depresión. 

superar una ruptura

Esta es la fase más difícil y normalmente la más duradera, incluso donde la gente queda atrapada por años si no puede encontrar la ayuda necesaria. En esta fase comenzamos a ver la situación de forma más objetiva y a entender que la relación ha terminado. Suele ser el momento donde sentimos apatía y desgana. Si estás en este momento es fundamental buscar ayuda para no acabar en un bucle de depresión. Pero si consigues superar esta fase, llegamos a la última y mejor fase, la aceptación. 

En esta última fase de aceptación empiezas a dejar de lado estos pensamientos negativos y vuelves a recuperar tu vida al completo. Entiendes que la pareja era una persona que complementaba tu vida, pero no el núcleo de ella. Por lo que comienzas a volver a tener ilusión por las cosas que antes te llenaban y a recordar la relación de una forma diferente, sin esa dependencia que te ataba a ella. 

Consejos para superar una ruptura de pareja

Si estás pasando por el proceso para superar una ruptura de pareja lo mejor es buscar ayuda personalizada para que estudien tu caso y puedan acompañarte durante el proceso y hacerlo más fácil. De todos modos hay ciertos consejos que te ayudarán a superar la separación. 

Es muy importante que en este momento no te olvides de ti y trabajes tu autoestima, usa este proceso para conocerte y disfrutar de la soledad, potenciate a ti mismo. Cuando más realizado te sientas contigo mismo más sencillo será el proceso de recuperación. El amor propio es el más importante, pero nunca debe pisotear a los demás. 

No reprimas tus sentimientos, eres una persona como todo el mundo, y tienes derecho a sentir y expresar todas tus emociones, tanto buenas como malas, si te apetece llorar hazlo. Aquello que reprimimos no desaparece, se ancla en nuestro interior y se intensifica. 

Ten presente que esto le pasa a todo el mundo, en una ruptura de pareja no hay malos ni buenos. No te veas a ti mismo como la víctima de esta historia, simplemente ha pasado así, al igual que tu ex pareja tienes una vida propia al margen de la relación, tú también la tienes, céntrate en ello. 

Si estás pasando por el proceso de separación de tu pareja, antes de nada, ánimo, se puede salir de la tristeza e impotencia. Puedes contar con nuestro equipo de psicólogos profesionales especializados en terapia y ruptura de parejas, para hacer que este proceso sea lo más constructivo y sencillo posible.

Rate this post
Abrir chat
1
Hola soy Desirée 👋🏼
¿En qué puedo ayudarte?