No sabemos con total seguridad el número de casos que existen en España con el trastorno espectro autista o más bien conocido como TEA. Pero lo que sí sabemos es que en los últimos años se han registrado un incremento en el número considerable de casos detectados y diagnosticados. Es probable que dicho incremento se deba a una mayor precisión de los procedimientos e instrumentos de diagnóstico, a la formación de profesionales o a un aumento real de la incidencia de este trastorno. Por ello, queremos aclarar las preguntas más frecuentes en cuanto a este tema sobre el TEA.

Síntomas del Trastorno Espectro Autista

Para empezar diremos que el TEA es un trastorno neurobiológico del desarrollo manifestado durante los tres primeros años de vida y que perdura durante toda la vida del niño, por lo que es importante identificarlo cuanto antes, para que se puedan ofrecer un análisis psicológico adecuado. Los dos síntomas fundamentales del autismo son:

  • Deficiencias en la comunicación y en la interacción social (con el resto de individuos).
  • Patrones restrictivos y repetitivos de comportamiento, actividades o intereses.

¿Hay diferencias significativas entre hombres y mujeres? Esta es otra de las preguntas que más rondan sobre el tema y sí, los datos apuntan a que se presentan casi cuatro veces más en el caso de los hombres que en el caso de las mujeres. Si es cierto que en el caso de las mujeres los diagnósticos se retrasan más que en los hombres, existiendo un mayor riesgo a que reciban diagnósticos erróneos o poco precisos.  sindrome tea

Indicios para saber si un niño padece Trastorno Espectro Autista

Hay varios indicios que pueden indicarnos que un niño sufre TEA y son:

  • No suelen compartir intereses como por ejemplo señalar con el dedo lo que les llama la atención para interactuar con los demás.
  • No intervienen en el juego simbólico es decir, jugar con muñecas, con coches y otro tipo de juguetes.
  • Muestran falta de interés por otros niños en la época de la guardería y escuela.
  • Evitan el contacto visual y no muestran atención por la expresión de la cara del interlocutor cuando ven algo inusual.
  • Cuentan con un lenguaje literal, no entiende de bromas, chistes, dobles sentidos ni nada por el estilo.
  • Evitan el contacto físico, aunque sí es cierto que cuentan con hipersensibilidad táctil, olfativa, auditiva y gustativa.
  • Normalmente tienen poca sensibilidad al dolor.
  • Presentan intereses poco usuales y muestran estos comportamientos de una forma repetitiva.
  • Tienen gestos propios y auto estimulantes como el auto balanceo, el movimiento de aleteo de manos o caminar de puntillas.
  • Reaccionan poco ante la voz de sus padres, haciendo sospechar de un déficit auditivo.
  • Aquellos niños que tienen un mayor nivel intelectual, no entienden bien qué les pasa, no encajan en la sociedad y no entienden qué les pasa.

Desirée Infante es psicóloga infantil en Málaga por ello para cualquier problema asociado al trastorno de espectro autista, puedes pedir cita para una primera visita.

Desirée Infante Caballero – Doctoralia.es

Preguntas más frecuentes sobre el Trastorno Espectro Autista

 ¿Cuáles son las causas del TEA?

No se puede determinar una causa única que explique la aparición del TEA, pero sí la implicación genética en su origen tan fuerte que hay.  Aún así es necesaria mucha investigación al respecto ya que la gran variabilidad presente en este tipo de trastornos apunta a la importancia de la interacción entre los distintos genes y factores ambientales

¿Cuál es el riesgo de tener un segundo hijo con TEA?

Son muchas las familias que se cuestionan tener más hijos si ya han tenido un caso previo que sufra TEA. Pues bien, esto depende en gran medida de si ha identificado la causa genética específica del trastorno del primer hijo o hija. El problema es que esta identificación no siempre es posible, sólo consiguen diagnosticarse un 15% de los casos. Sin embargo cuando no es posible identificar la causa genética específica, los estudios afirman identificar un riesgo aproximado de recurrencia en el 10% de las familias que ya tienen un hijo con TEA.

¿Las vacunas pueden provocar autismo?

En los últimos años los estudios se han centrado en investigar los posibles efectos de la vacuna triple vírica y en aquellas vacunas que han utilizado el componente timerosal como conservante. Pues tras numerosos trabajos la conclusión de la comunidad médica y científica transmite de forma unánime que no existe evidencia que relacione la aparición o desarrollo del TEA con la vacunación. Las personas con Trastorno de espectro autista tienen una serie de necesidades específicas según cada una de las etapas educativas, por ello la formación y capacitación de los profesionales en la especialidad del trastorno como apoyos y recursos específicos que permite promover una educación mucho más inclusiva y de calidad para la vida de estas personas es muy importante.

Abrir chat
1
Hola soy Desirée 👋🏼
¿En qué puedo ayudarte?