Seguro que has oído hablar alguna vez de los trastornos alimenticios. Estos trastornos pueden tener graves consecuencias en la salud de quienes los padecen, especialmente en adolescentes. Por desgracia, son en los adolescentes donde más casos se dan de este tipo de trastornos. Si quieres saber más sobre los trastornos alimenticios en adolescentes y cómo puedes ayudarle, has llegado al sitio indicado. Como psicóloga experta en trastornos alimenticios en adolescentes podemos tratar de raíz cualquier problema alimentario que le suceda al niño incluso asesorando a los padres para ayudarles a afrontar el problema.

¿Qué son los trastornos alimenticios o TCA?

Los trastornos alimenticios también conocidos como trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) son enfermedades que pueden traer graves consecuencias físicas y psicológicas para todos aquellos quienes lo padecen y sus seres queridos.
Existen diferentes trastornos como la Anorexia, la Bulimia y el Trastorno por Atracón. En todas ellas coincide una obsesión la imagen y la dieta, que giran alrededor de un control de peso extremo.

Tipos de trastornos alimenticios en adolescentes

Existen una gran variedad de TCAs, como el síndrome del comedor selectivo o el trastorno por rumiación, pero los trastornos alimenticios más frecuente en adolescentes son:

Anorexia Nerviosa

La anorexia nerviosa además de la más conocida es una de las más alarmantes. Consiste en una preocupación obsesiva sobre la alimentación por miedo a aumentar de peso. En mujeres puede provocar incluso la pérdida de la menstruación.
Normalmente, los adolescentes que lo padecen tiene una versión distorsionada de sí mismos, con la que nunca está conforme con el peso actual, a pesar de ser más reducido que la media correspondiente a su altura y proporciones.
Cuando la persona que lo padece comienza a restringir la cantidad y tipo de alimentos hablamos de Anorexia Restrictiva, mientras que en los casos en el que el paciente se provoca el vómito o utilizar diuréticos o laxantes, hablamos de Anorexia Purgativa.

Bulimia

La bulimia se trata de un trastorno en el que los adolescentes que lo sufren, tras ingerir grandes cantidades de comida en cortos periodos de tiempo, se sienten culpables por el aumento de peso que presuponen van a sufrir. Para evitarlo realizan acciones como la provocación del vómito, aumento extremo de la cantidad de ejercicio o restricciones de comida. Todo ello para mantener su peso actual, lo cual dificulta la detección de este trastorno por parte de su entorno.

Trastorno por Atracón

Se trata de un trastorno, que al igual que en la Bulimia, los adolescentes que lo padecen realizan una gran ingesta de comida en corto tiempo. Pero a diferencia de esta, no hay una acción contrapuesta para perder peso. El perfil de adolescentes que lo sufren suele ser jóvenes con sobrepeso que han fallado en sus anteriores intentos de perder peso realizando dieta. No hay que confundirlo con el sobrepeso, ya que el tratamiento es muy distinto.

trastornos alimenticios en adolescentes

Por qué los adolescentes padecen trastornos alimenticios

Se desconoce la causa exacta de los trastornos de la alimentación, sin embargo, ciertos factores pueden hacer que los adolescentes corran riesgo de padecer trastornos de la alimentación, incluidos los siguientes:

  • La presión social. Todos hemos sido jóvenes y sabemos lo que podemos llegar a hacer para encajar en un grupo de personas.
  • Hobbies. Tener como hobbies actividades como el deporte de élite o el modelaje, puede aumentar el riesgo de sufrir enfermedades de este tipo en adolescentes, al estar relacionadas con un control de peso extremo.
  • Personalidad de cada uno. Tanto los factores biológicos como psicológicos pueden favorecer este tipo de enfermedades. Si el adolescente presenta una personalidad perfeccionista, rígida o ansiedad, puede provocar que aumente el riesgo de sufrirla.

La prevención comienza con una comunicación abierta

La mejor forma de ayudar a prevenirlo es hablando con tu hijo o hija sobre los peligros de estas enfermedades y las ventajas de una alimentación saludable. Puede parecer difícil hablar, pero es vital. Algunas de los temas que puedes tratar son:

  1. La adquisición de hábitos alimenticios saludables. Explica cómo la alimentación puede afectar a la salud, además del aspecto físico. Motiva a tu hijo a que coma siempre que tenga hambre.
  2. Fomenta una imagen corporal saludable. Los adolescentes tienden a idealizar el cuerpo humano, fijándose en modelos cuyos cuerpos son extremos. No realices bromas relacionadas con el aspecto físico o peso de otras personas. Y enséñale que el aspecto de un cuerpo saludable varia.
  3. Fomenta su autoestima. Anima y felicita los logros que consiga tu hija y apóyalo en todos sus objetivos. Elogia sus cualidades positivas para reforzar la imagen que tiene de sí mismo. En definitiva, demuestra que el amor que sientes por él no tiene nada que ver con el peso y la apariencia.
  4. Infórmale sobre los peligros de las dietas extremas. Muchas veces el problema es la desinformación. Enseñale las consecuencias que puede tener para su organismo tanto la realización de una dieta extrema, como realizar acciones perjudiciales (Provocar el vómito, uso de laxantes, etc.).

En resumen, los trastornos de alimentación pueden tener graves consecuencias a corto y a largo plazo para quienes lo padecen. Por ello es fundamental tratar este tipo de trastornos con la mayor brevedad posible, especialmente en los casos de adolescentes. Apóyale a que se sienta a gusto consigo mismo, con sus virtudes y sus defectos y dale muchas muestras de cariño. En ocasiones es necesario ayuda profesional, por lo que recomendamos encarecidamente que no dudes en ningún momento en acudir a ella si la situación requiere.

4.6/5 - (5 votos)
Abrir chat
1
Hola soy Desirée 👋🏼
¿En qué puedo ayudarte?